Carlos Cabrera

Conociendo a Carlos Cabrera

Daniel Sefami


Gracias, Carlos. Si quieres cuéntanos primero un poco de tu origen. ¿Dónde creciste? 

Pues, mira, como tú sabes por mi acento, no soy de la Península. Soy canario, aunque llevo muchos años viviendo en Salamanca. Me fui a estudiar allí cuando tenía dieciocho años. Y ahí he hecho mi vida familiar y profesional. Fue en Salamanca donde conocí a Beatriz. Fue en Salamanca donde tuve a mis dos hijos. Fue también en Salamanca donde me quedé a trabajar en la Universidad; y realmente ha sido una ciudad que ha sido para mí muy importante. Llegué a Salamanca para estudiar filología hispánica. En principio yo quería dedicarme a la literatura, pero tuve un profesor que se llamaba Eugenio de Bustos que me hizo cambiar radicalmente mi idea de la filología. Y a partir de ahí me dediqué a la lingüística. Me dediqué por un lado a la historia del español, a la gramática, y ya posteriormente, cuando terminé mis estudios empecé a sentir un gran interés por la enseñanza del español como segunda lengua.

Ah, así, de inmediato.

Y hasta hoy, ha habido muy pocos días, excepto los fines de semana, donde no haya estado enseñando español en una clase. Y desde luego, ya el estudio de la gramática y la enseñanza del español como segunda lengua han sido siempre mis dos vertientes profesionales. Han sido mis intereses, nada más. Ha sido una profesión en la que me he sentido siempre muy a gusto, y hasta hoy.

¿Y cómo fue tu primer contacto con Vermont? Creo que eres el maestro que más tiempo lleva en Middlebury, quizá uno de los que más lleva de los que están ahora ¿no?  

Hay profesores que llegaron antes que yo, pero tal vez soy de los que ha tenido una visita más continuada a Middlebury. Yo empecé a venir en al año 90

¿Y cómo fue tu primer contacto con la Escuela?

Yo conocí a Middlebury por compañeros míos del Departamento de Lengua Española. Pepe Gómez Asencio, que ya había venido, y también otros compañeros. Y entonces me ofrecieron la posibilidad de venir. En aquella época yo y mi mujer decidimos optar por pasar un verano de una forma totalmente diferente. Yo siempre he considerado Middlebury una experiencia profesional y familiar porque realmente vinimos muy jóvenes. Beatriz tenía la misma edad que tiene hoy Laura cuando vinimos. Y la verdad es que en un primer momento fue un choque, fue un encuentro con un sistema de enseñanza, de inmersión, muy distinto y me gustó. Y a partir de ahí estuvimos viniendo unos años. No vinimos en el 91 porque nació mi hijo Alejandro, pero vinimos en el 92 y 93; luego estuvimos un tiempo un poco desconectados de Middlebury cuando los niños eran más pequeños. Y luego a partir del año 98 hemos venido todos los años. Así que en ese sentido llevamos viniendo unos 23 años de los cuales la mayor parte de ellos han sido continuados. Y la verdad es que siempre nos ha gustado venir en familia y es una buena manera de compatibilizar un poco un verano trabajando en una cosa que te gusta y llevando una vida familiar.

¿Y has dado siempre los mismos cursos? ¿Has cambiado de cursos?

Bueno yo aquí he enseñado bastantes cosas. Yo he enseñado, aparte de las clases de Subjuntivo y Preposiciones y gramática 502, otras de Escritura Académica, Composición y Estilística, que era una clase  también del nivel graduado. Y creo que enseñé Sintaxis, y hubo un año en donde me tocó enseñar, cuando yo estaba de Subdirector del programa Subgraduado, una clase también del nivel subgraduado. Pero fue algo muy puntual. Fue una experiencia, para mí bastante novedosa, porque no estoy acostumbrado a enseñar en programas subgraduados. Pero fundamentalmente ya en estos últimos años me he centrado en clases estrictamente de lingüística al nivel más avanzado como son las del Subjuntivo y Preposiciones.

Y por lo que me dices, también has tenido un papel aquí de organizar. Estuviste como director también después ¿no?

Sí. Durante, no me acuerdo de exactamente los años, pero fue a finales de 1999, 2000, fue más o menos en esos años. Estuve cómo subdirector del programa Subgraduado. Y también estuve durante un tiempo coordinando, como subdirector, el programa Graduado que se dividía en dos partes. Había un subdirector para los estudiantes de primer año y otro subdirector para estudiantes de segundo y resto de años. Y yo estuve coordinando a todos los estudiantes que llegaban por primera vez. Y de verdad que fue una experiencia también bastante interesante para mí.

Y, Carlos, quizá ya para terminar ¿tienes algunas palabras para tus alumnos y el resto de la comunidad de alumnos de Middlebury?

Sí. Probablemente lo que distingue ante todo a este programa es que es un programa de inmersión y por eso la gran recomendación que yo tengo es que, realmente si quieren progresar, mejorar en su español, hemos de ser muy escrupulosos con respecto a la Palabra de Honor. Aunque yo sé que a veces puede resultar un poco duro, es realmente lo que distingue este programa y lo que realmente hace que los estudiantes progresen y aprendan tanto en este campus durante el verano.

Muchas gracias, Carlos. 

¡Sigue nuestras redes!
css.php
Ir a la barra de herramientas